sábado, 16 de septiembre de 2017

GUIA DE YOGA RESTAURATIVO... FRASES PARA UN ATAQUE DE ANSIEDAD


Guía del yoga: Restaurativo

María Elena Esparza / 2017-08-14
La gran variedad de estilos que existen hacen del yoga una práctica ideal para cualquier gusto y nivel. Eso es lo que nos interesa transmitirte  en esta guía total del yoga. Hoy vemos el yoga restaurativo.


Origen del estilo
El método Iyengar es el padre de este estilo. La maestra Judith Lasater lo adaptó y popularizó en todo el mundo como una propuesta en la que se trata más de ser las posturas que de hacerlas.
¿Cómo es una clase?
Las sesiones de restaurativo son tan relajantes como un masaje. Duran entre 60 y 90 minutos y en ellas se recurre mucho a props que dan soporte a las posturas y facilitan profundizar en ellas sin exigirle de más al cuerpo, como bloques, cinturones y otros accesorios que permiten alinear de la manera más sana la columna.
De hecho, si hubiera que describir en muy pocas palabras el objetivo de este estilo es precisamente trabajar por la salud de la columna vertebral, entendida como el eje energético y fisiológico del cuerpo.
Son clases de ritmo suave y lento, de sensación estática, no sólo porque se permanece mucho tiempo en cada postura sino también debido a que no se hacen transiciones entre ellas. Esto puede sonar aburrido, pero gracias al diseño de las secuencias es, en realidad, una experiencia con gran potencial de conexión y gozo.

¿Cuáles son sus beneficios?
Relajar, movilizar y fortalecer cada parte del cuerpo, de la cabeza a los pies y desde los músculos hasta los huesos y órganos internos. Es excelente para hacer una pausa y moverte con calma, así como para aprender a alinear correctamente las asanas y comprendernos desde el enfoque anatómico. Ofrece descanso completo, a nivel mental y corporal.

¿Para quién se recomienda?
Es ideal para practicantes que gustan de la suavidad y que no les cuesta trabajo enfocar su mente en la quietud. También para complementar otros entrenamientos que son demandantes, por ejemplo, para corredores, nadadores, bailarines, futbolistas y demás deportistas que le exigen continuamente a su cuerpo un alto desempeño: en este estilo encontrarán un espacio para consentirse.
Es una gran opción para principiantes, adultos mayores y para personas que tienen condiciones físicas especiales, por ejemplo, dolencias en la columna o ciática, y también a nivel emocional, como ansiedad, fatiga o altos grados de estrés






¿En dónde practicarlo en la CDMX y ZM?
Coyoacán y Roma
Plaza Villa de Madrid 9, col. Roma
Coyoacán, Del Valle, Satélite
Av. Insurgentes Sur 363, col. Hipódromo Condesa
Amores 1111, col. Del Valle
Ámsterdam 171, col. Hipódromo Condesa
Bosques, Interlomas, Polanco
Santa Fe, Polanco, Pedregal, Roma y Condesa
#HagamosComunidad: Si tienes o conoces una escuela de yoga restaurativo que recomiendes, anota su nombre, dirección y sitio de contacto en la sección de comentarios.

Arma tu spa en casa con estos tratamientos exfoliantes

Harmonía / 2016-02-04
Nuestra piel está compuesta por millones de células en constante renovación. Cada día, mientras unas nacen otras mueren, el objetivo de la exfoliación es justamente retirar todas las células muertas de la piel que pueden formar una barrera que impida la regeneración.
La mayoría de los exfoliantes procesados químicamente pueden resultar dañinos para la piel, lo mejor es utilizar aquellos elaborados con ingredientes naturales que además son mucho más económicos y funcionan mejor. Los exfoliantes naturales más efectivos son:
Arcilla verde
Puedes conseguirla en cualquier tienda naturista e incluso en algunas famacias, la arcilla verde es especial para exfoliar las pieles sensibles que tienden al enrojecimiento o los granitos. Puedes mezclarla con aceite de oliva y después aplicarla suavemente hasta dejar una capa mediana sobre el área a exfoliar. Retírala después de 15 minutos con agua tibia y colócate la crema humectante de tu preferencia (nosotros te recomendamos untarte un poco de yogurt natural y después enjuagar de nuevo).
Avena y miel
Este exfoliante es ideal para el rostro y el área del cuello. Mezcla 30 gramos de avena en harina o en hojuelas con dos cucharadas grandes de miel y aplícatelo por 10 minutos. Enjuaga con abundante agua tibia y coloca un poco de crema humectante si tu piel es seca y nada si tu piel es grasa o mixta. Quedará con una apariencia uniforme y hermosa.
Sal de mar
La sal de mar o sal de grano es un exfoliante potente, utilízalo sólo si tu piel es grasa o está muy sucia. Mezcla un par de cucharadas de sal de mar con aceite de jojoba y aplícalo en círculo por todas las partes que desees exfoliar. Después de enjuagar, toma un algodón remojado en infusión de manzanilla y da pequeños golpes alrededor de la zona exfoliada.
Azúcar morena
La azúcar morena es uno de los exfoliantes más conocidos y utilizados por ser gentil con la piel y altamente efectivo. Este exfoliante deja además un aroma delicioso. Mezcla 1/4 de kilo de azucar morena con aceite de coco y una cucharadita de vainilla y colócalo por todo tu cuerpo durante 10 minutos. No es necesario que apliques nada después de enjuagar.

4 mantras para repetir durante un episodio de ansiedad (y otras frases que te ayudarán a superarlo)

Harmonía / 2016-07-15
Hace unas semanas, preguntamos a la comunidad que nos sigue en nuestra página de Facebook sobre métodos para superar un momento de ansiedad. Entre las varias respuestas recibidas, la más popular fue la de Renata J. A. Wilson, quien compartió por dicho medio la efectividad de los mantras: escucharlos y repetirlo hasta que desaparece el pensamiento que detona la ansiedad.
A partir de este ejercicio, en harmonia.la decidimos retomar la sugerencia de Renata en beneficio del resto de nuestros lectores. Para este fin, nos dimos a la tarea de reunir algunos mantras diseñados especialmente para atajar la temible ansiedad, que sobreviene en el momento menos esperado y que si bien es pasajera, en el momento de un ataque pareciera que el tiempo no transcurre, sino que se detiene, amenazándonos con vivir así por siempre.
Sin embargo, no es así, y si los mantras parecen ser un remedio efectivo quizá es justo porque ya desde su origen en la remota India de los brahmanes y los yoguis, los mantras surgieron como “instrumentos mentales” de liberación (según algunos, ese es su significado etimológico). Tanto en el budismo como en el hinduismo tienen una función litúrgica (similar a la de las oraciones en las ceremonias católicas, por ejemplo), pero con el tiempo se han desprendido de este uso para incorporarse a otro, como el que ahora presentamos.


ra ma da sa sa say so hung
este mantra está compuesto de las palabras en sánscrito para energía del sol (ra), energía de la luna (ma), energía de la tierra (da) y energía del universo (sa); además, las partículas “say”, “so” y “hung” aluden al hecho de que la energía del infinito toma cuerpo en nuestra persona, con lo cual vibra y nos hace formar parte de ese mismo flujo universal. Se le considera un mantra de curación integral.
ajai alai
Este mantra se traduce como “invencible, indestructible” y en general se le asocia no con el poder tal y como lo entendemos en Occidente, sino con aquel que emana de nuestro interior porque somos parte de la divinidad. Se le considera un mantra de sanación mental.
pavan guru
“La respiración es el maestro”. Eso tan sencillo es lo que revela este mantra. “Pavan” es la respiración divina que todos ejercemos a diario, y “guru” se refiere al conocimiento que transforma tu mente, tus emociones y tu esencia. En la respiración está la sanación que buscas. Este mantra se utiliza como fuente de revitalización energética.
ang sung wahe guru
Este es uno de los mantras más poderosos de la tradición, pues su significado alude a “la energía del Todo danzando en mis células y mis miembros; mi conciencia individual emerge con la conciencia Universal”. De ahí que se le considere un mantra con efectos curativos en las células mismas.


Otras frases que puedes repetir durante un ataque de ansiedad

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional
Uno de los fundamentos del budismo y de la existencia misma: no es posible eludir el dolor, vivir sin experimentarlo, pero la diferencia estriba en cómo nos situamos ante este, con qué actitud 
Esto también pasará
Todo en esta vida es pasajero, transitorio, aunque por un momento parezca que no.


El dolor no lo es todo
Rumi, el poeta místico persa, escribió: “No eres una gota contenida en el océano. Eres todo el océano contenido en una gota”. La idea es que aun cuando ciertas emociones como el dolor, la tristeza o la ansiedad parecen, cuando surgen, cubrirlo todo, nosotros somos mucho más que eso: somos también alegría y felicidad, enojo, somos los 20 o 30 o 40 años de vida que tenemos, somos las relaciones que hemos hecho a lo largo de nuestra vida, y somos también la conciencia del Universo.


Esto es solo un momento
En el sentido de lo transitorio, qué más que el tiempo, que nada lo detiene. Aun cuando parezca que tú no puedes hacer nada contra la ansiedad (pero solo parece), el tiempo hará lo suyo: transcurrir, hacer pasar ese momento.


No estoy solo/a en esto
La sensación de compañía también es una gran defensa contra la ansiedad. Aunque esta te haga sentirte en aislamiento, lo cierto es que junto a ti, contigo, hay siempre alguien. Toda tu vida la has recorrido tejiendo vínculos a los que puedes recurrir en momentos así.


BONUS
La siguiente grabación corresponde a cantos de una ceremonia de salutación del budismo theravada. La incluimos, sin embargo, porque también es inesperadamente tranquilizante.





¿Por qué te sientes tan pequeño? El miedo al cambio... El Amor que mereces...




por Alberto
Mario tras unas semanas con un gran debate interior, decidió lanzarse, decidió darle sentido a su vida. Cogió la bicicleta y por fin decidió convertir su oniria en su realidad.
Su reto era viajar desde Granada hasta Katsikas ( Grecia)  con su bicicleta y una vez allí, colaborar como voluntario en un campo de refugiados.
Por un momento imagina que alguien cercano a ti te comenta esto un día cualquiera. Ponte en situación. Luego te haré un par de preguntas.

¿Por qué te empequeñecieron tanto?

Me contaron esta historia esta semana. Y, volví a observar un patrón que se repite mucho en este tipo de situaciones, en él que una persona decide hacer algo “poco convencional” con su vida, o cómo diría yo, empieza a coger las riendas de su propia vida.
Ese patrón que se identificaba en la reacción de las personas que rodeaban a Mario después de contar sus intenciones, después de contar el viaje que venía planeando.
La primera reacción de la gente que rodeaba a Mario  no fue de halagos precisamente,  no fue de ánimo hacia su aventura.
¿Averiguas cómo reaccionaron aquellos que lo rodeaban, las personas más cercanas?
  • Tú estás loco.
  • Pero dónde vas a ir solo.
  • ¿No podrías buscar un trabajo por aquí?
  • ¿Porque eres tan raro?
  • No serás capaz.
  • ¿Y eso, cuando lo has decidido?
  • Me parece surrealista esto.
  • ¿Pero que se te ha perdido a ti por allí?

Cómo ves, la respuesta hacía la iniciativa de Mario por parte de sus allegados no era muy alentadora.
Y ahora te pregunto, ¿por qué la sociedad, en este caso los más allegados a Mario, en vez de motivar, de intentar comprender su iniciativa, se limitaron a poner cadenas, a desalentar, a sorprenderse con surrealismo?
¿Por qué?
 Porque no nos han enseñado que existen otras posibilidades.
Y aquí tomo las palabras de George Carlin, el fallecido cómico americano y para mí,  un símbolo del inconformiso.
“ Ve a la escuela. Estudia. Consigue un empleo. Trabaja. Paga impuestos. Cásate. Ten hijos. Hipotecate. Mira la tele. Sigue la moda. Pide préstamos. Actúa con normalidad. Compra muchas cosas. Camina por la acera. Escoge entre este producto o este otro. Ahorra para cuando seas viejo. Obedece la ley. Y sobre todo, no cuestiones jámas lo que han dicho que tienes que hacer.Y ahora, repite después de mí: ¡Soy Libre!”
Actuar con normalidad cómo la forma más burda de no ser quién eres, de reprimir tu “yo ” interior para adaptarte a las normas sociales de los que te rodean.
Para ni cuestionar  esas normas.
Para ser libre en lo superficial.
Libre por fuera. Y esclavo por dentro. Esclavo de tu falsa libertad.
Muy paradójico.

Romper con nuestras cadenas.




Mario es una persona igual que tú, igual que yo. Con sus miedos, con sus limitaciones, con sus incertidumbres.
Sin embargo, Mario, en un momento dado, decidió pasar a la acción, decidió romper con las cadenas que lo ataban a sus circunstancias. Decidió comenzar a caminar. Decidió seguir el camino no convencional, el camino de ir más allá,  un camino alternativo.
Un camino  que cómo comentábamos  es

7 padecimientos que ocurren porque tu mente te enferma

Harmonía / 2017-01-20
Las enfermedades psicosomáticas son aquellas ocasionadas por factores psicológicos en lugar de físicos. El estrés, los cambios repentinos y los trastornos emocionales pueden provocar el desarrollo de una enfermedad psicosomática. La mayoría de las personas que las padecen no saben que los motivos de su enfermedad están en su mente y buscan diagnósticos y tratamientos clínicos sin que les funcione, generando más estrés y frustración que muchas veces agrava su condición.

Las enfermedades psicosomáticas son un síntoma de que hay un desequilibrio psicológico. Por lo tanto, no desaparecerán hasta que éste sea tratado. Para curar una enfermedad psicosomática no se necesita un médico sino un terapeuta. Es importante aclarar que las enfermedades psicosomáticas no tienen un motivo físico pero eso no significa que deban ser menospreciadas ni que no causen el mismo sufrimiento que cualquier enfermedad de origen fisiológico. Si padeces alguna de estas siete enfermedades, tu mente podría ser la responsable:

1. Infarto
Los arranques de ira aumentan tus probabilidades de sufrir un infarto cardiovascular. La cólera hace que se libere grasa en la sangre con la finalidad de quemarla durante, digamos, alguna batalla. Si después de un ataque de ira no realizas ninguna actividad física tus arterias podrían verse seriamente dañadas. Si tienes problemas para controlar tu ira, te recomendamos: Inteligencia emocional: rompe la cadena del enojo.

2. Migraña
Las migrañas pueden aparecer cuando estás pasando por un periodo de mucho estrés o cuando tienes un exceso de responsabilidades que no sabes cómo manejar. Toda esa tensión se acumula en la cabeza y el cuello y puede convertirse en un dolor muy agudo y focalizado que se conoce como migraña. Si sientes que el estrés te provoca dolor de cabeza, tal vez es momento de cultivar la empatía.


3. Padecimientos gastrointestinales
El dolor abdominal puede ser resultado de una indigestión o de hábitos alimenticios poco saludables; sin embargo, las personas que padecen dolor abdominal crónico también podrían tener problemas para manejar sus emociones. La sensación de "un hoyo en el estómago" está asociada a reprimir emociones como enojo o tristeza. Para mejorar este aspecto es recomendable mantener una dieta variada y balanceada que incluya alimentos con probióticos, agua, vitaminas, minerales y fibra, entre otros elementos clave para mantener una microbiota saludable.


4. Mareo y vértigo
Los mareos o la sensación de vértigo, cuando no tienen una explicación física, pueden ser causados por el temor a perder el control de nuestra vida. El mareo no es otra cosa que una sensación de inestabilidad; si te sientes constantemente mareado y no sabes por qué, quizá sólo sea impotencia ante eventos en tu vida que están fuera de tu control. Te recomendamos meditar para encontrar tu centro y encontrar las mejores soluciones para ti.

5. Fibromialgia
La fibromialgia es un transtorno neurológico que ocasiona hipersensibilidad y dolor crónico y aún se desconoce qué lo ocasiona. Muchas veces las personas que padecen esta enfermedad deben aprender a poner límites y a "defenderse" de quienes intentan controlarlos. El tratamiento de la fibromialgia casi siempre es conjunto: físico y psicológico. Si, por ejemplo, te cuesta trabajo decir que no, te recomendamos este texto.

6. Síndrome de fatiga crónica
El síndrome de fatiga crónica se vuelve cada día más común entre la población joven y se refiere, como su nombre lo indica, a un cansacio y una falta de energía que no desaparecen descansando, por lo que la persona pasa la mayor parte del tiempo en la cama. Este síndrome puede tener su origen en una necesidad no resuelta de protección y contención; las personas con fatiga crónica no se permiten ser vulnerables emocionalmente y estar siempre en guardia los agota. Algo similar ocurre con las adicciones. Puedes leer sobre el tema aquí.

7. Síndrome de intestino irritable
El síndrome de intestino irritable es un trastorno que puede ocasionar cambios en la tolerancia a los alimentos y la motilidad del intestino y se manifiesta como modificaciones en las evacuaciones (tránsito lento) y dolor abdominal. Se recomienda a las personas que padecen de SII que lleven una dieta saludable; no obstante, también es posible que este padecimiento esté relacionado con una necesidad extrema de perfección, en cuyo caso el tratamiento psicológico a la par del físico es indispensable.

ta plagado de pedruscos, de pedruscos  en forma de  dogmas sociales.
“Nuestra vida está cada día más controlada, estandarizada  y burocratizada. La incómoda verdad es muy pocas personas somos dueñas de nuestra vida”
Borja Vilaseca

¿Pero cómo lo  logro? ¿Cómo escapa una persona de ese sistema social preestablecido que te atrapa y te empequeñece?
En el caso de Mario, fue el dolor. El intenso y punzante dolor. Un dolor inmenso y oscuro. Un dolor abrumador. Un dolor  superior a esa incertidumbre que conlleva el cambio.
La necesidad de Mario  de realizar un cambio era superior a todas esas barreras y obstáculos que el mismo se había autoimpuestos, que le imposibilitaban  ser consciente de lo que verdaderamente quería.
Un trabajo que no le llenaba, que no lo hacía sentirse realizado. Una rutina que le hacía sentir un esclavo de su propia vida. Un vacío que se había apropiado de su día a día.
Se encontraba perdido y quería experimentar otra forma de darle sentido a su vida. En este caso  mediante un viaje y a través de una acción altruista. Una decisión que había meditado profundamente..
Tenía la  aspiración de darle un mayor sentido a su vida, de hacer algo remarcable,  de encontrar la plenitud.
Esas aspiraciones que todos tenemos y que  nos cortan de raíz en algún momento de nuestra existencia sino llegamos a desarrollar la capacidad de crear nuestro propio pensamiento individual.
Sino cultivamos bien nuestra mente.
Sino dejamos  de seguir al rebaño.
Si nos sentimos víctimas de  nuestra propia realidad.
Si caemos en ese pozo oscuro y sin fondo llamado conformismo.
Si decidimos no ser responsables.
Personalmente creo que todos somos libres de llevar la vida que nos gustaría, la vida que queremos. A pesar de que todos hayamos nacido condicionados, por el lugar donde hayamos nacido, por la educación que hayamos recibido, por el sistema social-económico en el cual hayamos estado inmersos, por multitud de factores que han determinado quiénes somos.
A pesar de ese gran condicionamiento, cada uno de nosotros tenemos la capacidad de alterar nuestras propias circunstancias. Tenemos esa gran libertad de poder elegir.
Pero cómo  decía George Bernard Shaw “La libertad conlleva responsabilidad. Por eso a la mayoría de las persona les aterroriza”.
La libertad conlleva responsabilidad. Por eso a la mayoría de las persona les aterroriza. George Bernad Shaw - Compartir es vivir          
Al final por muchas historias que te cuente aquí, la experiencia será lo único que te permitirá comprobarlo.
La duda y la no-decisión a lo único que podrán contribuir serán a arrepentimientos venideros.
Dudar en tu presente para arrepentirte en tu futuro. Eso sí que es un drama.
  • ¿Por qué no puedes hacer de tu vida algo remarcable? ¿Quién te lo impide?
  • ¿Por qué no romper de una vez y por todas con ese sistema que nos hace vivir encadenados?
  • ¿Quién te empequeñece? ¿Quién te ha dicho que no eres capaz?
Los que piensan que es imposible, no deberían molestar a  aquellos que lo estamos intentando.
Thomas Edison.
Caminos hay muchísimos, solo que en la mayoría de ocasiones se encuentran escondidos . La vegetación frondosa que los frecuenta, el silencio que reina dentro de ellos, la  virginidad de su cauce, hace que algunas veces sean invisibles ante nuestros ojos.
En muchas ocasiones lo más fácil es caminar por esa vía principal, despejada, llana, agradable al paso. Donde el bullicio invade nuestros oídos, donde lo desconocido del horizonte poco tiene de incierto. Donde la orientación y el sentido no tienen cabida. Dónde el vacío se encuentra muy presente.
tienes la capacidad de elegir. La capacidad de ser grande.
Solo tú.
Uno u otro.

Y por último y retomando la pregunta del principio, ¿cómo reaccionarías ahora si alguna persona cercana a ti llega  mañana y te comenta que quiere hacer algo excepcional con su vida , algo que se encuentra fuera de los parámetros de lo “normal”?
¿Lo animarías en su labor, en su meta? ¿O reaccionarías con escepticismo? Te espero en los comentarios.
Piénsalo. Adéntrate en tus pensamientos. Es sorprendente como muchas veces tenemos ciertas estructuras mentales automáticas e  inconscientes, los cuales ni cuestionamos.
De algo que me he dado cuenta en el último año, es que si queremos cambiar las circunstancias, tenemos que romper primeros con esas cadenas, con ese condicionamiento al cuál estamos sometidos. Tenemos y debemos de conocernos.
Si te ha gustado y crees que esta lectura le puede servir a alguien más, no dudes en compartirlo por redes sociales. ¡Gracias!
Y nunca te olvides, no te conformes.



El miedo al cambio. Vuelvo. El nuevo rumbo del blog

por Alberto

1-Un tiempo en silencio.

Vuelvo a darle vida este blog. A este blog que me había dado vida, pero que en un momento determinado se había convertido en una causa de preocupación, en una causa de sufrimiento. En algo que no me llenaba. En ese proceso que no estaba disfrutando. En algo que no me estaba representando.
Pero vuelvo. Para volver a disfrutar. Porque estos periodos son necesarios. Porque somos humanos.
Vuelvo después de haber comprendido muchas cosas. Vuelvo sabiendo que no va a ser fácil. Pero el que no se equivoca, no aprende. El que no acepta el cambio, no progresa.

2 -El miedo al cambio.

Uno de los aspectos que me ha bloqueado durante este tiempo ha sido ese miedo al cambio.
Ese miedo a volver a empezar. 
Ese miedo a cambiar el sistema.
Ese miedo a la incertidumbre.
Ese miedo al fracaso. Esa percepción ilusoria, errónea. El fracaso cómo forma de barrera mental. Una barrera que no te permite experimentar. Que no te permite avanzar. Que no te deja crecer.
Barreras mentales en forma de pensamientos que se  te acumulan. Que te hacen luchar contigo mismo.
¿ Y si viéramos ese fracaso como una oportunidad? ¿ Y si supiéramos aceptar ese cambio cómo algo natural de nuestra esencia? 
Este blog va a ir cambiando y mucho. Y lo irás viendo a poco a poco. Progresivamente.
Por eso también quería transmitirte eso en el día de hoy. Abogo por ese cambio, por ese volver a empezar, por darle la vuelta a las cosas mil veces. Todas las veces que tu quieras. Superar esa lucha interior siendo sinceros con nosotros mismos , siendo auténticos, cambiando. Porque esa impermanencia es algo natural del ser humano. Esa transitoriedad de las cosas. Esa característica propia de tu cerebro llamada neuroplasticidad. Tus conexiones neuronales van cambiando a través de tus experiencias, de tus pensamientos. Algo de lo que iremos hablando próximamente.
En mi caso va  a ser cambiar la temática del blog, va a cambiar el estilo, va a cambiar el sistema en el que manejo el blog, van a ir cambiando diferentes cosas.
En tu caso ese cambiar puede ser:
  • Cambiar de trabajo. Quizás estés luchando porque tu actual trabajo no te aporta absolutamente nada en este momento.
  • Cambiar de estudios o volver a estudiar. Quizás estés luchando porque lo que estás estudiando no te interesa, no te apasiona.
  • Cambiar el lugar en dónde vives. Quizás estés luchando por que el lugar en el que te encuentras ahora mismo no es el adecuado para ti. Para tu crecimiento.
  • Cambiar de compañías. Quizás estés luchando porque tu ambiente social te ha limitado, pero te no te sientes capaz de conocer nuevas personas, de ampliar ese circulo social.
  • Cambiar de hábitos. Quizás estés luchando porque quieres comenzar a tener hábitos que potencien tu bienestar. O porque quieres dejar esos hábitos que están destrozando tu bienestar.
  • Cambiar tu forma de pensar.  Esto es más complejo. Pero hablaremos de ello. Nuestra forma de pensar cambia con nuestras experiencias . Con la gente con la que te relacionas, con la información que absorbes cada día, con el lugar donde vives. Alterando estás variables cambiaremos nuestra tendencia a pensar de una forma más adecuada para nuestro bienestar, para nuestra salud, para nuestra felicidad.
Ejemplo: Es difícil tener una mentalidad altruista si vives rodeado constantemente en una sociedad en la que el individualismo prima sobre todas las cosas.
Cambiar, aceptando ese miedo que la incertidumbre nos supone.
Después de esta breve reflexión podría decir que:
Crecer es aprender a cambiar, es aprender a encontrarse, es aprender a ser tu mismo.
Crecer es aprender a cambiar, es aprender a encontrarse, es aprender a ser tu mismo. - Compartir es vivir          

3- Mi vida no ha parado

Durante este tiempo he estado realizando multitud de cosas. No he parado de escribir de hecho. Al revés he escrito muchísimo más
Y es que mi vida en estos últimos meses ha sido un sinfín de experiencias. De todo tipo.
Esto es lo que le comentaba a los suscriptores del blog la semana pasada, cuando les enviaba un mensaje comentándoles que vuelvo a aparecer.
Durante este tiempo he estado haciendo otras cosas.
La vida en un campo de refugiados. 
– Comenzar a preparar un documental sobre esa experiencia.( Ya tengo gente que me esta ayudando).
– La llegada a Nueva Zelanda una semana después, sin tiempo apenas para digerir esa gran experiencia.
– Empezar a trabajar en un restaurante haciendo casi 50 horas por semana  para continuar con ese Viaje. 
Meditar cada mañana (un hábito ya instaurado) y comenzar con otro hábito. Escribir todos los días. 
Conocer personas que me han volado literalmente la cabeza. Personas como ” Pampa, Monika, Sebastian y la lista es muy larga.”
Problemas para mantener uno de mis principales hábitos saludables. Comer saludablemente. Afortunadamente estoy en el proceso de solucionarlo.
Un curso de Psicología moderna y Budismo y el descubrimiento de Robert Wright.
La lectura de otros 5 libros que siguen incrementando mi pasión y mi interés por esa forma en la que nuestro cerebro funciona, en esa gestión emocional, en la conducta humana, en esas prácticas que pueden mejorar nuestro bienestar.  Entre ellos, “The Willpower Instinct”, “Ultralight”.
Adentrarme un poquillo  en el mundo de Herman Hesse a través de “Siddharta” y “El lobo estepario”.
Volar en helicóptero.
– Comenzar a tocar el Ukelele
– Aplicar como voluntario para uno de los mayores festivales de Nueva Zelanda, Luminate Festival, y ser aceptado. En una semana estaré por allí.
Comprar un vuelo para Indonesia. El 10 de Febrero parto para las islas para pasar un mes viajando.
Convivir con personas de muchísimas nacionalidades. Ahora mismo en casa puedes absorber una parte de Argentina, otra de Francia, de Alemania, de la India, de Nepal, de Italia, de Nueva Zelanda. Esta siendo increíble.
Por ciento muchísimas gracias a todos aquellos que me respondisteis con esas palabras tan bonitas. Me emocionó y al mismo tiempo fui consciente de lo que me ofrece este espacio. La oportunidad de poder influir positivamente en la gente.

4. Aprendizajes.

Me he equivocado muchísimo durante todo este tiempo. Pero el que no se equivoca no aprende ¿verdad?
He caído en el gran error de la comparación. Pasaba muchísimo más tiempo leyendo otros blogs, intentando buscar la forma de solucionar todo eso que me estaba pasando. Buscando y encontrando siempre las mismas respuestas. Respuestas que al final solo tenía yo. Y estaban dentro de mí. Estaban dentro de todos esos distintos Albertos en los que me he convertido durante este último año. Ese crecimiento que he experimentado. Esa mentalidad que he ido desarrollando.
Pero en realidad ningún yo, ni siquiera el más ingenuo, es una unidad, sino un mundo altamente multiforme, un pequeño cielo de estrellas, un caos de formas, de gradaciones y de estados, de herencias y de posibilidades.
Hermann Hesse
Y el Alberto de ahora tiene una mayor comprensión de lo que quiere hacer, de cómo lo quiere hacer y de ese porqué. Ese porqué tan importante.
¿ Cuál es el sentido de que quiera seguir haciendo esto?
Ayudar a las personas  a que vivan mejor al mismo tiempo que me ayudo a mi mismo. 
Esa es la clave. Esa es mi misión. 
Ese es el recordatorio que va a resonar todos los días en mi cabeza cuando me ponga a escribir.
Ese Alberto también ha comprendido ciertas cosas.
  •  La simplicidad y la constancia deben ser claves cuando comienzas con algo que quieres que perdure, que quieres que crezca, que quieres que aporte.
  • Las expectativas solo nos producen frustración. Actuar desde nuestros propósitos  en vez de actuar desde nuestras metas y objetivos.
  • Buscar la perfección es el primer error. Acumular para perfeccionar es otra de las claves. A través de la acumulación la habilidad va aumentando.  Mejorar mi habilidad al escribir a través de mucha escritura. De muchos artículos. ( Y perdonarme por las faltas de ortografía, eso también ira cambiando).
  • El camino no es fácil. Habrán momentos difíciles, momentos duros. 
  • Sistematizar mis conductas. Crear hábitos que me faciliten las  tareas. En este tiempo que viene voy a estar cambiando continuamente de medio ambiente tanto espacial como social. Por lo tanto necesito un sistema simple para realizar a cabo todo este proceso, para superar esa resistencia que se nos presenta todos los días.

5- Nuevo rumbo.

Este último año he descubierto en cierta manera una semilla pasional. Una semilla que poco a poco va creciendo. En forma de textos, en forma de reflexiones, en una lectura más profunda acerca de este amplio espectro de temáticas.
La pasión por el mundo de nuestras emociones, de nuestros pensamientos, de nuestras comportamientos, de nuestras conductas. La pasión por entender cómo podemos funcionar mejor, cómo podemos ser la mejor versión de nosotros mismos  y cuales son los diferentes caminos que podemos tomar.
  1. Emociones. Cómo gestionarlas, qué hay detrás de ellas.
  2. Hábitos. Entender que hay detrás de esas conductas diarias.  Implementar hábitos que mejoren tu vida. Eliminar aquellos que nos restan.
  3. Reflexiones. Un espacio que dejaré para mí, para seguir siendo yo.
Y esas temáticas que puedan surgir que vayan encaminadas a mejorar  tu vida. Cómo ya te he explicado, no tengo miedo a ir cambiando.
Diversas temáticas que quiero relacionar con ese viaje que voy a ir llevando. Ese viaje que es siempre. Ese viaje que es la vida.
Pero que en este momento he decidido realizarlo de una forma nómada. Una forma mucho más intensa de vivir ese viaje. Un estilo de vida. Y también te quiero transmitir cómo ese viaje me está haciendo descubrir, me esta haciendo crecer.
Y aquí termino. A partir de ahora voy a publicar todos los miércoles.
Mi nuevo hábito de todos los días va a ser este espacio. Va a ser aportar un pequeño granito de arena para aportarte, para aportarme.
Empezando por lo pequeño, por lo simple se consiguen grandes hitos.
Por último decirte que el podcast de  la gente que no se conforma de momento va a quedar aparcado. Lo he decidido así porque quiero centrarme en la escritura y en profundizar más y más en cada una de estas temáticas.


¿Que te parece el nuevo rumbo del blog? Comparte conmigo tus impresiones en los comentarios o si quieres contáctame por email. Conforme lo vea te contesto .

Y aprovechando este espacio que me da el blog, en cada artículo voy a ir practicando eso que práctico en mi diario, eso que he descubierto que nos da tanta plenitud. Eso de lo que quiero hacerte partícipe. La gratitud.
Gracias a Andrea Bergareche  por recordarme que cambiar es crecer, es progresar. A aceptar que somos un caos de formas y que eso es genial, que eso es genuino.



El amor que mereces debe tener algo de esto…

Si deseamos fervientemente algo, el universo no tendrá más opciones que dárnoslo…
Cuando de amor se trata podemos decir o pensar que queremos muchas cosas y nuestro pensamiento profundo pueden decir lo contrario. Primero que todo debemos partir de que no podemos querer algo que consideramos imposible, así que debemos soltar cualquier creencia que generalice en relación al amor y nos perjudique y a partir de allí sentir que somos merecedores del amor más bello, más sublime, más puro e incondicional.
Debemos creer que estamos listos para recibirlo, para cuidarlo, para confiar y entregar de nosotros lo mejor… Si no tienes claro lo que te gustaría en el amor o quieres simplemente leer nuestras ideas en relación a lo que merecemos en el amor, te dejamos estas ideas con la intención de que si te agradan, las adoptes para ti:

El amor que mereces no debe querer cambiarte



La persona que decida estar a tu lado deberá quererte tal y como eres, con el paquete completo lleno de muchísimas virtudes, pero también muchos defectos, podrá ser acompañante en tus cambios, podrá verte evolucionar, podrá inspirarte, pero cualquier cambio solo emergerá de tu interior.

Mereces un amor que te llene de sonrisas y no de dudas

Hay quienes piensan que las personas que dudan de sus parejas lo hacen porque tienen un déficit de seguridad en ellas mismas, sin embargo esto no corresponde a la mayoría de los casos. Muchas veces las parejas no ofrecen confianza o se han encargado de agrietarla, haciéndola frágil y del otro lado hay una persona que quiere confiar, pero que se encuentra con un camino de pendiente pronunciada.
Las dudas no deben ser parte del amor, el amor debe llenarnos de alegrías, de suspiros, de deseo y sobre todo de tranquilidad, esa que solo se siente cuando sabes que te aman tanto que no harían nada que los llevara a perderte.

Mereces un amor que te acaricie las alas

Todos merecemos un amor que disfrute de nuestros logros, de nuestros avances, que ame vernos soñar y que nuestra decisión de volar lo haga tan feliz como a nosotros. Merecemos un amor que nos alimente de entusiasmo, que nos de ánimo, que nos apoye, que aleje de nosotros nuestros miedos y que esté dispuesto a reparar nuestras alas las veces que sean necesarias.

El amor que mereces te elige cada vez que puede

No merecemos las sobras del tiempo de nadie, ni estar ubicados en los lugares menos privilegiados de la lista de prioridades, de la persona que hemos decidido vaya de la mano con nosotros en el camino de la vida: Merecemos atención sin necesidad de demandarla, merecemos tiempo, merecemos ganas, merecemos interés. Porque quien quiere estar, lo demuestra estando.

Mereces a alguien que sienta orgullo de mostrarte

No merecemos a nadie que nos esconda, que no nos dé el lugar que nos corresponde, merecemos a quien le brillan los ojos de orgullo cuando nos presenta, que nos sujeta la mano como si llevara el tesoro más preciado entre las suyas, que nos cuida como si fuésemos de cristal, pero nos valora como s fuésemos de diamante.

Mereces un amor que te diga y te demuestre que te ama

Las palabras bellas deben ir acompañadas de hechos… Si no se quedan en sonidos, en promesas, en rumores. Merecemos un amor que nos diga con su boca, con sus acciones, con su piel y con sus pensamientos que nos ama y que está allí para nosotros.

El amor que mereces no intentará controlar tu vida

Respetar al otro parte de dejarlo ser, no solo se trata de no pretender cambiarlo, sino dejarle expresar su sentir, su opinión, dejarle ser, aun cuando no nos sintamos totalmente conformes. Cada quien tiene una forma, una manera y no es opción considerar merecernos a quien quiere imponer la suya sobre la nuestra, aun cuando considere que sería lo mejor para nosotros.
Ahora convéncete de que lo mereces, con esto y con más y comienza a vibrar y a atraer lo que quieres en la vida.
Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet



La clave para cambiar tu vida hoy mismo MEDITACIÓN VIPASSANA


Meditación Vipassana


Mena Calvert / 2017-09-05
En general ponemos nuestra atención en este plano, en el que podemos tocar y ver; ponemos la atención en nuestros problemas, en lo que a nos preocupa, en lo qué hay que hacer para sobrevivir, en qué comer, en tener ropa que nos guste, lujos que no necesitamos pero nos agobiamos como si así fuera. Vivimos enfocados día y noche en lo mismo sin darnos cuenta, como si ésta fuese nuestra única realidad, o bien, la más importante, cuando ni siquiera nos imaginamos quiénes somos, de dónde venimos, qué es lo que podemos lograr si abrimos nuestra atención a nuevas creencias ilimitadas para vivir profundas experiencias y sensaciones.

Dedicamos más tiempo a tratar de hacer las cosas bien, a vivir de la forma "más segura y controlada", teniendo un seguro, un trabajo estable, nuestra familia, el último celular, la última moda, teniendo más información, estando al día, como si algo malo nos fuera a pasar si no es así. 

Tristemente, esto se vuelve costumbre: la moda, cómo me visto, qué veo, con quién me junto, que saque una buena foto, que destaque en lo que haga y me sienta reconocido.

Ponemos más nuestra atención en cómo queremos que nos vea la gente o bien en lo que está mal para criticarlo o criticarnos, en vez de lo que sentimos y queremos en el fondo.

Pareciera que el que se queja más es el que va a ganar un premio y hacer lo que los demás hacen nos fuese llevar a algo mejor, cuando es lo contrario.

Desgraciadamente, hay más gente enfocada en esta parte de miedos, de lo material, de lo que se debe y tiene que hacer en vez de lo que el alma nos grita, que muere por hacer, aunque vayamos en contra de estas creencias y paradigmas con los que hemos vivido prácticamente toda nuestra vida y con los que viven la mayoría.

El problema con seguir poniendo nuestra atención y energía sólo en esta rutina de la vida donde parece que lo que vemos es lo único que hay y no hay más, es que nos estamos perdiendo de lo más preciado que podemos experimentar en este cuerpo.

El problema con seguir viendo lo negativo, juzgándome o criticando al mundo entero es que mi vibración empieza a bajar cada vez más y más y mi atención sigue estando en lo más mundano o en eso que no me gusta, en la enfermedad, en el vacío, en el sinsentido.

Afortunadamente, existen infinitas formas de vivir nuestra vida. Afortunadamente, tenemos libre albedrío para vivirla y experimentarla como queramos.

El problema es que muchas veces no somos conscientes de que estamos viviendo una vida que en realidad no queremos, y muchas veces no sabemos ni cómo cambiarla. Sólo sabemos que algo no checa, que algo no se siente bien.

Tristemente, sentimos eso y seguimos con los viejos patrones de forma de ser, de pensar y de actuar en la vida y, por ende, los resultados siguen siendo los mismos; a esto se le llama locura.

Si nosotros queremos sentirnos distintos, más llenos y completos, con más alegría y confianza, ver más la belleza de la vida y de nuestras vidas, tenemos que hacer algo distinto, pensar distinto, hablar distinto, movernos distinto, ser diferentes a como hemos sido hasta ahora y, curiosamente, más reales y honestos con lo que siempre hemos sido verdaderamente, que tenemos tan profundamente reprimido que hay que hacer algo para desbloquearlo y que vuelva a salir.

De niños, estar conectados con nuestra espontaneidad, con lo que somos y queremos, se da de una forma mucho más natural, ya que todavía no estamos tan condicionados para ser alguien más, simplemente somos.

¿Qué pasaría si nos empezamos a quitar miedos, poner más nuestra atención en todo lo que estamos agradecidos, en todo lo positivo que vemos y decimos, en vez de dejar que nuestra atención siga estando en eso que nos pone de malas o en lo que nos baja la vibración?, ¿y si mejor nos concentramos en lo que nos pone de buenas y nos la sube?

¿Cómo cambiaría mi vida si empiezo a cambiar mis hábitos y creencias, mis pensamientos y las palabras que salen de mi boca por algo más positivo? 

¿Qué pasaría si nos damos tiempo para contemplar la belleza que todavía existe en la naturaleza, en las nubes, para ver la maravilla de las hojas y la corteza de un árbol, para ver la vida desde los ojos del de enfrente, para realmente saborear un sabor, sentir la suavidad de la piel, valorar el poder bañarnos y sentir cada gota de agua, poder abrazar a alguien sintiendo, amar sintiendo, hablar sintiendo, empezar a sentir más que pensar? 

¿Que pasaría si aprovechamos nuestra vida para cambiar ciertos hábitos y en vez de que sea una rutina empezara a ser una delicia cada acto porque se hace con conciencia, con gozo, con alegría, porque uno lo genera, no lo hace porque tiene que hacerlo sino porque quiere y lo hace sentir la vida, no desconectarse de la vida?

¿Qué pasaría si empiezas a cacharte cuando estás pensando en algo negativo y enfocas tu atención en qué de eso puede ser positivo?

¿Qué pasaría si, en vez de criticarte, te tratas con mucho cariño y dulzura y así también tratas a los de tu alrededor?

¿Qué pasa si aceptas que la vida sea un misterio y nada va a pasar como te imaginas, y puedes tomarlo para crecimiento como gratitud o como algo más que está en tu contra?

No nos damos cuenta, pero cuando uno ya está en una rutina de ver lo negativo es muy fácil seguir viendo eso que está mal, pero no es imposible cambiar esta forma de ver la vida y, sobre todo, de vivir la vida.

He hablado mucho en mis artículos de esto una y otra vez porque considero que todos merecemos tener una vida mejor. Y sé que no es en lo externo, ni en lo material que uno lo va a conseguir, aunque eso ayude.

Es en el cambio que podamos hacer internamente. Es en darnos cuenta primero dónde ponemos nuestra atención y tener la voluntad de hacer un cambio, un cambio radical interno. De elegir estar bien. Elegir qué sale de nuestra boca, qué comemos, qué hacemos. No actuar inconscientemente sino traer a la conciencia, antes de seguir moviéndonos desde la rutina. 

Despertar esa conciencia divina, sabia, que siempre ha estado y confiar más en ella. Pero para escucharla hay que darle espacio, hay que elegir escucharla. Hay que estar en el presente, ya que en el presente podemos poner un alto antes de hablar y pensar si eso realmente es algo que va a servir y ayudar.

Podemos parar ahora y decidir cambiar nuestro destino, nuestro futuro, o bien podemos seguir en lo mismo sin darnos cuenta cuál es el verdadero sentido de estar vivos.

Todos tenemos el potencial de hacer estos y otros cambios aún más profundos, todos tenemos el derecho a tener una vida mucho mejor. Habrá cosas que no podremos cambiar por fuera, pero también hay muchas cosas más que sí podemos cambiar dentro de nosotros.

Hay millones de cosas en las que podemos poner nuestra atención que no están en una computadora o un celular y que nos pueden conectar mucho más con eso que estamos buscando y no sabemos qué es.

La tecnología puede ayudarnos en muchos aspectos, pero también puede desconectarnos en muchos otros.

No se necesita que todos vivan esta realidad para nosotros vivirla, con que uno solo la viva ya influencia positivamente la realidad de los otros, tan sólo con estar más presente, más consciente.

Esto puede ser el comienzo de una nueva aventura para, ahora sí, pasar al siguiente paso y ver eso que somos, y a qué venimos.

Te invito a que comiences a cambiar tu vida. Te invito a estar más en tu presente, te invito a sentir, a pensar antes de hablar, a cacharte cuando tu pensamiento este amargándote y cambiarlo a esa emoción que te ilumine la cara. Te invito a que hagas eso que amas y cuando llegue el momento de tu muerte, voltées atrás y digas: "Así es como quería vivir mi vida, valió la pena y estoy listo para algo nuevo".

¡Bendito y hermosísimo seas y eres! ¡La clave para cambiar tu vida hoy mismo eres tú! Cambia, quita o limpia los lentes que usas para ver la vida.


NAMASTE.

Meditación Vipassana. Una técnica meditativa que te puede cambiar la vida.

por Alberto
Hace un par de años que descubrí la meditación. El mindfulness (aún no tenía ni idea de lo que era la meditación Vipassana. Estaba viviendo en Bristol (Reino Unido) y por esa época no estaba pasando muy buenos momentos. Había acabado con una relación y no podía gestionar mis emociones. Me sentía deprimido, todo era oscuridad.No entendía que me estaba pasando y para colmo el cielo inglés tampoco me aportaba mucha luz.
Recuerdo que era Domingo, estaba paseando por Eastville Park( un enorme parque) junto  a mi amigo Vinay( procedente de India), al cual le contaba todas mis historias. En un momento dado, nos encontramos junto a un riachuelo. Había un banco. Nos sentamos y Vinay me enseño por mi primera vez cómo focalizar mi atención en la respiración. Cómo apagar el piloto automático de mi descontrolada mente. Tan solo diez minutos. En ese momento sentí paz, tranquilidad, sosiego. 
A partir de ese momento empecé a investigar más sobre este asunto.Al principio era bastante escéptico. ¿Esto realmente puede tener beneficios a largo plazo?. Comencé a leer muchos libros de neuropsicología, a descubrir muchos científicos que habían estado investigando la repercusión de la meditación en nuestro cerebro.  Empecé a interesarme por la psicología budista.  Y  comencé a encontrar muchísimas respuestas. Todas ellas  muy positivas.
Descubrí que la meditación era la herramienta más poderosa que teníamos para ejercitar nuestra mente. Para mejorar nuestra atención, nuestra concentración. Que así había sido durante siglos en Asia y que así sigue siendo. Un gimnasio mental. Algo de lo que Occidente tenemos poca idea.
Me llene de conocimiento teórico. De pruebas fehacientes. Pero he de decirte que la teoría sin la práctica no sirve para nada. Estuve un periodo de tiempo practicando de manera intermitente .Hasta que en Mayo de 2016 decidí que era un hábito que necesitaba en mi dia a día. Comencé a meditar de manera regular todos los días, cada vez que me levantaba. Dedicaba entre quince y treinta minutos a sentarme, a ejercitar ese cerebro.  Prácticaba ejercicios de mindfulness basados en la Vipassana. Ejercicios que había descubierto gracias a la lectura de meditadores occidentales.Respiración, escáner corporal. Pero aún tenía muchas dudas acerca del trasfondo  que la práctica de la Vipassana tenía. Su verdadero significado.
Aún así, encontré muchos beneficios. Me encontraba con más claridad. Los “problemas” eran mucho más relativos. Los contratiempos eran más fácil de llevar. Me estaba convirtiendo en un persona mucho más optimista. Por otro lado decidí cambiar de vida, sacar un pasaje sin billete de vuelta y comenzar a vivir a mi manera.( No digo que esto fuera consecuencia de instaurar este hábito, pero fue una decisión a conciencia, en la que tuve que lidiar con muchos miedos que tenía).
Así que, antés de partir, una de las cosas que tenía en esa lista de cosas que quería hacer, era realizar un retiro de meditación dónde profundizar muchísimo más con este hábito. Dónde descubrir el verdadero significado de este tipo de meditación.
Y así lo hice.  Me registre en uno de los cursos de 10 días de Meditación Vipassana en uno de los centros en  Nueva Zelanda  y viví esa gran experiencia.

¿ Que es la meditación Vipassana? Un poco de información al respecto

“Vipassana ” en Palí (idioma de la antigua india) significa ver “ las cosas cómo realmente son”. Significa Observación. Esta técnica de meditación fue descubierta y enseñada por Sidharta Gautama (más conocido cómo Gotama Buddha) 500 años A.C en India.
Esta técnica tiene todo un trasfondo en las enseñanzas budistas pero cómo bien se deja claro en los cursos es una técnica universal que no tiene ninguna frontera. Algo en lo que se hace hincapié durante todo el curso que es una técnica universal. Es válida para todo el mundo. Para practicantes de cualquier religión, para seguidores de cualquier filosofía, dogma, estilo de vida. No tiene fronteras. Y así es. Esa fue mi experiencia.
¿ Cual es el principal objetivo de la meditación Vipassan?  La respuesta te puede sonar ambiciosa, pero así es.
Erradicar el sufrimiento a través de la autoobservación del cuerpo y de la  mente.
Esta es la definición que los centros Vipassana ofrecen:
Es un proceso de auto-purificación mediante la auto-observación. Se comienza observando la respiración natural para concentrar la mente y luego, con la conciencia agudizada, se procede a observar la naturaleza cambiante del cuerpo y de la mente y se experimentan las verdades universales de la impermanencia, el sufrimiento y la ausencia de ego. Este es el proceso de purificación: el conocimiento de la verdad a través de la experiencia directa. Todo el camino (Dhamma) es un remedio universal para problemas universales y no tiene nada que ver con ninguna religión organizada ni con una secta. Por esta razón, todo el mundo puede practicarla libremente en cualquier momento y lugar, sin que se produzcan conflictos por motivos de raza, comunidad o religión a la que se pertenezca; es igualmente beneficiosa para todos y cada uno de los que la practican”.
Y algo muy importante que también se recalca en todo momento durante estos diez días. Solo se pueden experienciar los beneficios de esta técnica a través de la propia práctica. Practicar, practicar y practicar es la clave.
“ La constancia en la práctica es la clave del éxito”, era la frase que tenía todos los días en el tablón del comedor.
La constancia en la práctica es la clave del éxito - Compartir es vivir          
Esta técnica y tradición meditativa ha sido enseñada en los últimos dos siglos por diferentes maestros.El último de ellos fue S.N. Goenka. Goenka  fue un magnate indio que tras descubrir esta técnica de la mano de su maestro  Sayagyi U Ba Khin, aparto su vida de los negocios y dedicó todo su tiempo  a la enseñanza de la Vipassana. Goenka murió en 2013, pero si te decides a vivir esta experiencia,  escucharás sus instrucciones  en audio en diferentes meditaciones. También  lo verás en vídeo en  los diferentes discursos que dio cuando enseñaba Vipassana .Era un hombre entrañable y con un gran sentido del humor. Disfrutarás escuchando sus discursos, te lo aseguro. Además, tendrás tu profesor  asistente con el que podrás consultar en cualquier momento tus dudas acerca de la técnica.
 Habitaciones individuales

  Curso de 10 días para aprender meditación Vipassana. Reglamentación. Horarios.

¿Que cosas debo de tener en cuenta antes de registrarme en un curso de Meditación Vipassana? ¿ Que horario voy a seguir?

Reglamentación

Conforme llegas, tienes que aceptar un código de disciplina que se basa en lo siguiente:
1. Aceptar los siguientes 5 preceptos.
  1. Abstenerse de matar a cualquier ser vivo (Cualquiera. Aclaración: Los mosquitos son seres vivos :=)
  2. Abstenerse de robar;
  3. Abstenerse de toda actividad sexual;
  4. Abstenerse de mentir;
  5. Abstenerse de todo tipo de intoxicantes
2. Noble silencio. Desde el día 0 a las 20:00 hasta el día 10 a las 9:45 debes mantener absoluto silencio. Solo se podra hablar en las entrevistas con el profesor sobre dudas que tengas acerca de la técnica.
3. Suspender durante todo el curso todo tipo de oración, culto o ceremonia religiosa: ayunos, quemar inciensos, rosarios, recitación de mantras, cánticos, danzas, otras terapias meditativas.
4. Segregación por sexos. Hombres y mujeres conviven en estancias separadas. Solo comparten espacio en el salón principal dónde se realizan las meditaciones en grupo. Se advierte que se intente evitar cualquier contacto visual.
5. Evitar cualquier tipo de contacto físico.
6. No se permite el consumo de ninguna droga o intoxicante( alcohol, tabaco).
7. Se suspende todo el contacto con el exterior. Cuando llegas al centro y te registran, debes dejar cualquier tipo de dispositivo electrónico. Móvil, ordenador, cámara de fotos, Kindle, etc
8. Se suspende así mismo la lectura, la escritura y la música. No esta permitido tocar ningún instrumento. Yo tuve que abandonar mi ukelele por 10 días .
9. La ropa debe ser cómoda y sencilla. No se permite la desnudez parcial
10. La comida es vegetariana. En el centro en el que yo estuve en Nueva Zelanda la comida era increíble. Estaba todo buenísimo. No hay una verdadera cena. La cena son dos piezas de fruta y un té. Pero no te preocupes que no pasarás hambre. ( En caso de alergias, intolerancias a alimentos, existe la posibilidad de hacerte una “dieta especial”. Al menos así fue en mi centro.)
11. Entrevistas con el profesor. Todas las preguntas hacia el profesor deben ser en relación a la propia práctica. Cómo te he comentado, es la base de este curso. “Experiencialo por tí mismo”. Por lo tanto no se permiten preguntas a nivel intelectual o filosófico. Solo dudas concernientes a la propia práctica.
Más información acerca del Código de disciplina aquí.
La meditación Vipassana es un ejercicio de auto-observación increíble. Así que  se intenta eliminar cualquier estímulo que pueda distraer tu mente..

Horario

Aquí tienes  el horario que seguí durante 10 días. Te advierto que no es lo mismo leerlo que vivirlo.

4:00 a.m.

Llamada
4:30-6:30 a.m.

Meditación en la sala o en la habitación
6:30-8:00 a.m.

Desayuno y descanso
8:00-9:00 a.m.

Meditación en grupo en la sala
9:00-11:00 a.m.

Meditación en la sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
11:00-12:00 a.m.

Comida
12 a.m.-1:00 p.m.

Descanso y entrevistas con el profesor
1:00-2:30 p.m.

Meditación en la sala o en la habitación
2:30-3:30 p.m.

Meditación en grupo en la sala
3:30-5:00 p.m.

Meditación en la sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
5:00-6:00 p.m.

Merienda y descanso
6:00-7:00 p.m.

Meditación en grupo en la sala
7:00-8:15 p.m.

Charla del maestro en la sala
8:15-9:00 p.m.

Meditación en grupo en la sala
9:00-9:30 p.m.

Preguntas en la Sala
9:30 p.m.

Acostarse. Se apagan las luces
Algo que me sorprendió fue que estaba todo organizado perfectamente. Los horarios se cumplían a con total puntualidad. El silencio era protagonista, intercalando siempre con el canto de pájaros y chicharras. Todo estaba muy limpio y se tenía un gran respeto por parte de los servidores (voluntarios que ayudan para que estos cursos se realicen) para no distraer a los estudiantes. Ahora te voy a contar un poco más en profundidad las meditaciones que vas a practicar durante estos diez días.

Lo que vas a practicar en esos 10 días de Meditación Vipassana.

¿Cómo son esos diez días? ¿En que consiste específicamente la meditación Vipassana? 
El curso tiene tres principales fases.
  1.  Sila ( Moralidad).Durante los primeros tres días, aprendes “Anapana“, la técnica que consiste en observar la respiración. Se focaliza toda la atención en la zona de las fosas nasales y en el labio superior, observando la respiración de forma natural. Cómo el aire entra y cómo el aire sale.  Inhalación y exhalación .En el segundo día se empiezan a observar las sensaciones en el triángulo de la cara alrededor de la nariz. El objetivo es entrenar nuestra atención y percepción en una parte muy pequeña de nuestro cuerpo a través de un objeto que siempre esta allí. Tu respiración. Es la parte preparatoria antes de aprender Vipassana. Nos ayudará a  afinar nuestra percepción para  la p
  2. Samadhi( Concentración). El cuarto día se enseña Vipassana. Observación del cuerpo. Se da una meditación guiada en la que se enseña cómo realizar un escaner corporal del cuerpo, focalizando totalmente tu atención en todas las sensaciones que vas  encontrando en tu cuerpo, desde la parte superior de tu cabeza hasta la punta de los dedos de los pies. Se hace  hincapié en mantener la ecuanimidad ante las sensaciones placenteras (cosquilleo,flow) y las sensaciones no placenteras(dolor, temblores). La Vipassana se convierte en la protagonista.
  3.  Panna (Sabíduria, conocimiento). El décimo día se enseña “Metta”. Metta en palí significa amor. Esta meditación en español podría ser traducida cómo meditación de la compasión, del amor incondicional. Esta meditación se realiza después de la Vipassana unos cuantos minutos y se focaliza en generar amor, paz,armonía en primer lugar hacia nosotros mismos y  posteriormente hacia los demás. (Si no te sientes bien contigo mismo, ¿cómo puedes estar bien con los demás?).
Esto se hace al mismo tiempo que vamos sintiendo las sensaciones del cuerpo. Es un ejercicio muy poderoso. Y te lo digo porque lo he experienciado. Me levantaba y me sigo levantando con una sonrisa después de terminar.
A las 9:45 del día 10, se acaba el noble silencio y empiezas a conocer a todas esas personas con las que has estado conviviendo durante diez días y de las que no sabes absolutamente nada. Es una sensación un tanto extraña.
El día 11 después del desayuno , se recoge, se limpia y se abandona el  centro.
  Invalid shortcode attributes

¿ Cómo ha sido mis 10 días de Meditación Vipassana? Mi experiencia.

Ahora te voy a con mi experiencia con algo más de detalle. Cómo fue vivir cómo un monje durante 10 días.
Llegué al centro alrededor de las 16:00 de la tarde. Se encontraba al norte de Auckland. Se encontraba en medio de uno de estos bosques. Un lugar muy apacible
Hice el registro, deje todos mis dispositivos,ordenador, móvil, Kindle, ukelele,etc.
Nos dieron la cena alrededor de las seis de la tarde. En este tiempo pude aprovechar para conocer algunos de los chicos que también iban a realizar el curso. Eramos en total unas veinte personas. De diferentes edades, de distintos estratos sociales, diferentes vidas.
A las 20:00 comenzaba el silencio y la primera meditación grupal .Comenzaban diez días de introspección. Diez días de una gran operación mental.
El primer día fue bastante bien. Aunque al final del día la espalda ya me empezaba a molestar( de estar sentado). Soy muy poco flexible (soy amorfo, tengo los isquiotibiales cortos) y la espalda tendía a moverse hacia atrás. Esto hacía que me desconcentrará muy fácilmente. En este aspecto, si tienes cualquier problema que no te permite sentarte correctamente, no te preocupes. Son muy flexibles. Si necesitas una silla o un respaldo, lo tendrás . Lo importante es que puedas concentrarte en las sensaciones del cuerpo.
Así que el segundo día ya tenía una pila de cojines para estar más alto y  además con el permiso del profesor me adecuaron un respaldo para la espalda.
Habían tres meditaciones grupales que se realizaban en el salón principal. Las demás horas podías meditar o en el salón o en tu propia instancia ( Las habitaciones eran muy sencillas y disponían de lo básico para dormir).En mi caso siempre optaba por el salón. Me era más sencillo concentrarme. Además te sientes condicionado en cierta parte por toda esa gente que esta alrededor tuyo, en silencio, luchando con su mente.

Las comidas era uno de los mejores momentos del día. Tenías todo el tiempo del mundo para disfrutar de la comida. Y el menú era fantástico. Una oportunidad perfecta para disfrutar de la comida propiamente. Pasaba alrededor de treinta minutos masticando  lentamente, investigando cada sabor en el paladar. Comiendo conscientemente.
Los periodos de descanso los  podías aprovechar para dar un paseo alrededor del centro.  Había un pequeño camino dónde te podías adentrar y observar la variedad de especies que ofrece el bosque neozelandes. Encontre increíbles Korus.
A las 17:00 tenías la merienda que cómo te comenté, consistía en dos piezas de fruta y té. Piezas de fruta que cortaba en mil pedazos. Aunque te parezca sorprendente( a mi me lo pareció) al final del día no tienes hambre. Piensa que el gasto calórico es mínimo. Estas todo el día sentado. Y te lo dice uno que “es de buen comer”.
La última meditación acababa a las 9:00. Antés de irme a la cama daba un pequeño paseo. El lugar estaba bastante aislado y habían muy pocas luces, asi que cuando no estaba nublado (mayoría de las noches), el cielo era increíble. Podías ver la Vía Láctea en todo su esplendor.
Los días mas duros generalmente son el segundo (aún te quedan ocho días y ya has experimentado la intensidad de diez horas meditando al día) y el sexto. En mi caso el dia séptimo me resulto complicado. Creía que no daba para más. Mi mente se revelaba a cada momento. No podía concentrarme. Lo solucione a base de determinación y a base de respirar.
El décimo día se acababa el silencio.Recuerdo salir del salón principal con una gran sonrisa.  Hacía un sol radiante. Sentía que quería chillar.Empecé a conocer a todos aquellos con los que había estado conviviendo. Cada uno con su historia personal. Gente muy diversa, que me aporto muchísimo en muy poco tiempo . Fueron momentos emocionantes. Gaste toda la saliva que había acumulado durante esos diez días.
Aunque te parezca sorprendente, poca gente abandono. En mi curso que fueron tres personas. Un hombre y dos mujeres. Al final el ser humano se adapta a todo.

Analizando el funcionamiento de mi mente. Cosas interesantes que experimenté durante esas 100 horas de meditación Vipassana.

Ahora te voy a comentar ciertos cosas que experimente en estos diez días los cuales me parecen bastante interesantes.

 Nuestra mente es una jungla ( y la mía no se escapa).

¿ No te ha ocurrido en tu vida diaria, que en ciertos momentos, parece que despiertas? Ha pasado un tiempo determinado y tu mente ha estado inmersa en multitud de pensamientos. Pensamientos de los cuales no has sido consciente.
Pues eso me ocurrió unas cuantas veces. En ciertos momentos de la meditación me daba cuenta que no estaba prestando atención a las sensaciones. De repente mi mente vagaba sin parar. Vagaba entre.
  • Futuro. Empezaba a planificar mi futuro sin ser consciente de ello. ¿Que podía hacer después? Se me aparecía miles de viajes por delante. Intentaba eliminar la incertidumbre que vendría después de esos 10 días. Cuanta preocupación nos causa lo incierto.
  • Pasado. Me aparecían todo tipo de situaciones pasadas. Rumiaba y rumiaba momentos que ya había ocurrido.
  • Personas. Aparecían todo tipo de personas por mi cabeza. Amigos, familiares, relaciones pasadas.
  • Imaginaciones. Recuerdo que había una chica morena la cual había llamado mucho mi atención ( y eso que debíamos evitar el contacto). Por sus rasgos faciales pensé que era española. De repente me encontraba imaginándome que la conocía y que tenía una conversación muy interesante con ella. Y vuelta la atención al cuerpo. Al mío, eh. Increíble.( Por cierto, para los más chismosos. El último día la conocí. Sentía que debía hablarle. Así que el último día, en el desayuno, mientras ella se hacía una tostada, aproveche para presentarme. Tuvimos una pequeña charla. Era francesa, pero hablaba español. Era  una chica bastante interesante y al finalizar del curso cogía un avión para algún país del sudeste asiático).
En conclusión, observé que a través de la meditación y con la práctica continuada, mi atención y  mi concentración iban mejorando. Empece a estar más presente.
 Domar a esa mente salvaje es un trabajo que requiere mucho esfuerzo. Que requiere sentarse. Respirar. Y desarrollar esa  observación mediante la atención. Momento a momento.

¿Que me ocasiona y me habia ocasionado sufrimiento?

Comprender en cierta manera el sufrimiento que me habian ocasionado mis diferentes formas de pensamiento.
El objetivo de esta meditación es observar la realidad tal y cómo es. No cómo tu mente quiere que sea.
  • Generando consciencia. (Estar presente y no imaginando conversaciones interesantes con la chica morena que te encuentras por la calle).
  • Generando más  ecuanimidad ante todos los acontecimientos teniendo presente el aspecto impermanente de todo lo que nos rodea (la ley de la naturaleza, todo cambia). Esto lo experimentas a nivel corporal en todas las sensaciones que igual que aparecen, se desvanecen. Ecuanimidad significa, mantenernos en equilibro ante todos los acontecimientos. El no ser ecuánime nos provoca aversión hacia aquello que no nos gusta, y deseo hacia aquello que si nos gusta. Ese deseo y aversión  a la vez nos genera apego. El subconsciente se nutre de esas formas de pensamiento. Formas de pensamiento que quedan muy arraigadas en forma de conexiones neuronales.
En esos momentos fui consciente de muchos  problemas que me había ocasionado mi falta de ecuanimidad en la vida.
  • Impaciencia.
  • Pesimismo
  • Generador de expectativas constante.
  • Incapacidad para aceptar (Esto hace que te conviertes en el rey de la queja y que seas un neurótico)
  • ETC, ETC, ETC.
Una falta de realidad que me había afectado en  mis relaciones personales, en  la relación con mi familia, con mis amigos. En mi relación con el trabajo. En mi relación con este propio blog.
He tenido muchos problemas pero la mayoría nunca me han pasado Mark Twain - Compartir es vivir          
La ciencia dice que podemos cambiar nuestra forma de pensar a través de nuestra propia forma de pensar. Es lo que se llama, la neuroplasticidad del cerebro. Así mismo los científicos que investigan este campo han comprobado que la meditación es la principal  arma que cada uno de nosotros poseemos, para alterar esas conexiones neuronales. Para formar otras que mejoren nuestro bienestar, que nos ayuden a pensar de una forma más ecuánime.
Aquí puedes ver un documental sobre la enseñanza de la Vipassana en una cárcel india. Puedes observar el cambio en la forma de pensar de personas que habían asesinado. Es increíble. Yo acabé con varias lagrimillas por la mejilla.

 Transcender el dolor ¿Es posible?

A partir del cuarto día en las meditaciones grupales tienes que intentar prácticar el Adhitthana ( determinación). Esto significa sentarte la hora entera sin moverte. En algunas de estas meditaciones notaba cómo mis tobillos iban a estallar. Dolores muy intensos en las piernas. Empecé a observar estos dolores en vez de ser reactivo ante ellos. Y, ¿sabés que? Al final esos dolores igual que surgían, desaparecían. Además descubrí una determinación en mi actitud que a mi mismo me sorprendió.
Un inciso interesante: El mismo Goenka padeció de intensas migrañas. Visitó a muchos médicos alrededor el mundo para buscar un paliativo. Y no lo encontró. Solo fue después de descubrir la Vipassana cuando sus dolores desaparecieron.

Una nueva forma de relajarme en cualquier momento.

, de calmar la mente y de poder mantener la atención. Recuerdo que tuve algunos periodos dónde me era imposible concentrarme. Lo comenté con el profesor  asistente y me dijo que volviera a la respiración. Y así fue. Observar la respiración tiene un poder calmante sin igual. (
Cómo sabes que me gustan las explicaciones científicas, te voy a explicar porque me ocurrió esto.  A nivel cerebral,  la observación de la respiración disminuye la actividad de la amígdala( Estudio), la parte más instintiva de tu cerebro que hace que seas un reaccionario, que te estreses con las actividades rutinarias  y que al final del día  te cueste mucho sonreir. Te lo dice uno que sigue lidiando con esa amígdala primitiva.

Beneficios experimentados después de este periodo de Meditación Vipassana.

A rasgos personales, en estos pocos días podría destacar:
  • Más paciencia. Si hay que esperar, se espera. Se aprovecha para respirar. Hace un par de días tuve que hacer autostop para dirigirme al lugar dónde me encuentro ahora ( Estoy haciendo housesitting, cuidando de dos perros). Nadie paraba. En un país como Nueva Zelanda, dónde se supone que es fácil  Pero en ningún momento perdí la sonrisa. Estuve una hora y media esperando y al final apareció  John, un chaval medio canadiense, medio kiwi muy simpático.
  • Menos reaccionario. Más focalizado. He escrito casi  cuatro mil palabras en este artículo  sin apenas darme cuenta. En muchas ocasiones el escribir un artículo me ocasionaba mucho estrés ya que  no encontraba la forma correcta de expresarme, por no encontrar la estructura o por simplemente tener expectativas acerca de cómo se podía recibir lo que escribía.
  • He conocido a otros meditadores. Personas con intereses e inquietudes parecidos (intenta rodearte de esos que te van a hacer crecer). Aquí estoy con Jeremy y su pareja, el día después del curso en Auckland. Jeremy se sentaba justo delante mío en el salón de meditación. Yo siempre veía su espalda. Conectamos en cierta manera. En el décimo día tuvimos una larga conversación. Era un gran tipo.

  • Volví al centro de meditación y estuve diez días como voluntario. Otra experiencia increíble( ahora conozco todas esas recetas vegetarianas). Pude observar a esas personas que realizaban el curso desde una perspectiva diferente. Además profundice en la práctica. Y ahora mismo voy a intentar mantener el hábito de meditar dos horas diarias. En otro artículo, escribiré sobre esta experiencia.

Otras experiencias.

Cada persona tiene una experiencia muy personal en estos diez días.  Diferentes sensaciones, diferentes estados mentales.  Recuerdo que en ese día 10, la pregunta más frecuente era, -¿ cómo te ha ido? – ¿Que has experimentado?. Cada uno tenía su respuesta. Pero había algo en común en todos nosotros.
Todos los que estuvimos esos diez días allí descubrimos algo nuevo. Algo  muy importante. Algo que podía mejorar nuestras vidas.
Te dejo el texto que Carmén, una simpática valenciana que conocí en el centro y que realizo el curso después de mí, envío a sus más allegados después de vivir esta experiencia. Para Carmen estos 10 diez días fueron increíbles.
Aotearoa. Nueva Zelanda. La tierra de la larga nube blanca.
Cuenta la leyenda que desde el sur de la isla, desde el mar, se divisa una larga nube blanca, que se extiende en el cielo, cubriendo las montañas.
Yo he visto esas nubes. Son preciosas, impresionantes…
También he visto las 4 estaciones del año ocurrir en un dia, en una hora, en 15 minutos… así es el clima en Nueva Zelanda.
He visto la impermanencia de la naturaleza, tan mágica, tan generosa, tan cambiante, tan sabia.
He visto brillar el sol, el cielo azul, disfrutar del calor, y ahora el cielo tornándose blanco, gris, negro, de repente la llegar la lluvia, el frio, el viento gélido…y de nuevo ese claro que aparece en el cielo, un rayo de sol escondido, y allí está… el arco iris. Y repentinamente, la lluvia. Y vuelta a empezar.
He visto como el río, que estaba casi seco y sin sonido, a lo largo de estos 10 dias de retiro vipassana, gracias a la lluvia paulatinamente se iba llenando, y empezaba a crecer, a correr, a cobrar vida, sonido, haciendo juegos de movimientos y luces…los helechos, los árboles, las plantas, las setas, el camino, el barro, las colocación de las piedras…todo iba cambiando. Hasta que un dia, el curso del rio vino muy crecido y en la cascada donde antes sólo había mero murmullo, un chorro de frescor y sonido celestial purificaba el ambiente y llenaba la atmósfera de alegría y vida. Imaginar a los peces, las ranas, los insectos, los pájaros….qué estarían pensando ahora?
Éste fue un lugar perfecto para experimentar ANICCA (la ley universal de la naturaleza: la impermanencia), para comprender que nada permanece, que todo cambia, tarde o temprano, que ésta es la ley de la vida, de la naturaleza, y hasta que no lo aceptemos y comprendamos, no lograremos ser felices.
Buenos tiempos, malos tiempos… salud, enfermedad…amor, desamor…alegría, tristeza…riqueza, pobreza…dolor, placer…vida, muerte…todo tiene un principio y un fin. Por ello, no debemos apegarnos ni tener aversión ni odio a nada, ni a nadie, ni a lo bueno ni a lo malo, porque todo, todo pasará.


GUIA DE YOGA RESTAURATIVO... FRASES PARA UN ATAQUE DE ANSIEDAD

Guía del yoga: Restaurativo María Elena Esparza / 2017-08-14 La gran variedad de estilos que existen hacen del yoga una...